Antístenes de Atenas (parte 1): Biografía.  

Temas del artículo: ,

Antístenes (c. 446-c. 366 a.C.). Nacido de padre ateniense y madre esclava tracia, era por lo tanto un mestizo (nóthos) que como tal estaba privado de la ciudadanía ateniense. Aún así podemos estimar que se crió en un hogar de buena posición económica ya que pudo costearse las enseñanzas de uno de los sofistas más destacados, Gorgias. El sofista se encontraba en la madurez de su vida intelectual y Antístenes era un joven de apenas veinte años que de forma receptiva absorbió las enseñanzas de Gorgias, como el estilo retórico de sus diálogos (“Verdad”,”Exortaciones”), aunque posteriormente acabaría criticándolo. Aunque no nos han llegado sus obras y apenas tenemos datos sobre él parece ser que sus amplios conocimientos también desembocaron en un estilo literario que fue muy apreciado en la antigüedad.
Después de participar en la batalla de Tanagra, con poco más de veinte años sucede el hecho que marcó toda su vida, el encuentro con Sócrates. Más incluso que sus enseñanzas le impresiona su actitud, la impasibilidad (apatheía) que ha alcanzado y la firmeza de ánimo (kartería). Después llegaría incluso a recomendar a sus propios discípulos que se hiciesen discípulos de Sócrates, cosa inaudita por aquellos tiempos. Él mismo, que vivía en el Pireo, diariamente recorría a pie 40 estadios para escuchar a Sócrates y fue uno de los que los que estaban a su lado en el momento de su muerte, según relata Platón en el Fedón. También se comentaba que Antístenes causó el exilio de Anito, un industrial que además era general y miembro del partido demócrata, y la ejecución de Meleto. Recordemos que estos personajes unidos al orador Licón fueron los firmantes de la acusación que causaría la muerte de Sócrates.
Hacia el 400 a.C. funda su escuela en el gimnasio de Cinosargo (que estaba reservado para mestizos) y que es de donde provendrá el nombre de la escuela cínica. Por esta época los ideales socráticos de kartería y apatheia evolucionan hacia el ideal cínico de la autarquía. Antístenes viste con un sencillo manto (tribón) y comienza a usar la alforja, con la que satisfará sus necesidades básicas elementales, además de un bastón. Estos elementos se consagrarán prontamente como los atuendos clásicos de los cínicos. En cuanto a sus discípulos había ocasiones en las que cobraba altos honorarios y generalmente solía rechazarlos o darles bastonazos.

Este artículo fue publicado el 16 enero 2010 y está archivado en las secciones , . Puedes seguir las respuestas a esta entrada a través del comments feed .

3 comentarios

Muy interesante blues. Seguramente hablarás próximamente de sus aportaciones, notas que me gustaría leer. Saludos.

18 ene. 2010 0:28:00

Gracias Francisco. Ya me conoces bien el patrón de trabajo que tengo. Es que un blog no da para más. Prefiero ponerlo así antes que hacer entradas gigantescas.

Saludos

19 ene. 2010 19:27:00
Anónimo  

molto intiresno, grazie

16 ene. 2011 2:29:00

Publicar un comentario